martes, 17 de junio de 2014

LA ENFERMEDAD (esa cosa dulce y loca)

- Mami, no me encuentro bien... 
- ¿Que te pasa? 
- Creo que estoy enfermo. 

- ¿Por que piensas eso? 
- Me siento raro... 
- A ver mi vida, dime. ¿Que te duele? 
- No, no me duele nada...

- Entonces, ¿que sientes? 
- Hoy en el cole me sentía mareado, como cuando tuve tanta "fibre" y parecía que acababa de bajar del tiovivo, ¿te acuerdas? 

- Si, me acuerdo de ese día que te subió tanto la fiebre. 
Esa sensación se llama estar mareado. ¿Y te sientes ahora así? 
- Si, pero no tanto. Ahora lo que noto es que me cuesta respirar, porque tengo que coger mucho aire y soltarlo de golpe... 

- Eso, mi niño, se llama suspirar. 
- Pues eso, que tengo que suspirar mucho. Además, noto la barriga revuelta, como si me hubiese comido todas las chuches del bote... 

- ¿Pero eso no lo has hecho, verdad? 
- No mami, no he probado ni una. No me apetecen. Es como si tuviese el estómago lleno de hormigas jugando a saltar la comba. Pero no sólo eso, cuando pasa un rato noto que lo tengo vacío y solo puedo llenarlo "suspirrando". 
- Se dice suspirar, ratón. 
- Bueno, eso, suspirando.

- ¿Y desde cuando te sientes así? 
- Mmmm, creo que desde que empezamos el cole... 
- Oh, ya veo...  ¿Y no se te pasa? 
- Pues... Si que se me pasa, pero es raro. 

- ¿Raro? ¿Que quieres decir con raro? 
- Es raro porque no necesito comer ni beber, ni tomar jarabe ni ponerme un termómetro. Sólo se me pasa cuando juego con Laura a papás y a mamás. Cuando ella me habla, me abraza, todo eso se me va y tengo ganas de saltar, sonrío sin poder evitarlo.... Y después me paso el resto del tiempo embobado, mirando para cualquier sitio.

- ¡Vaya! , pues si que te ha dado fuerte.... 
- Mami, ¿sabes que me pasa? 

- Claro que si, cariño. Algunos lo llaman esa cosa "dulce y loca"... 
Lo que te pasa es, sencillamente, que estás enamorado. 
Laura es tu primer amor.

- ¿Y qué puedo hacer? 
- Nadie sabe la cura para esa enfermedad ni cómo hacer para que se te pase sola... 
Lo único que puedo darte es un consejo. ¿Quieres que te lo diga? 
- Si, mami. ¡¡¡Quiero saberlo!!!

- Muy bien. Mañana, cuando vayas al cole y juegues con Laura, acércate a ella y dile cómo te sientes, dile que la quieres. 

-Pero mami, ¿Qué me va a contestar? 
- Eso nunca se sabe, todo o nada. Pero si tú no se lo dices, siempre vas a tener la duda....


¡¡¡VENGA  VALIENTE !!!




A todos los que habéis sentido esa cosa dulce y loca llamada amor, que esta historia os sirva para recordarlo con una sonrisa en los labios....
A aquellos que aún no lo hayáis experimentado, que sepáis que tarde o temprano ocurrirá. Vosotros podéis decidir que hacer cuando pase.... 

 
Mira la vida como vuelve y te sorprende.... 

1 comentario:

  1. y a los que lo hemos sentido…que no perdamos la ilusión de volver a sentirlo….precioso cuento!

    ResponderEliminar